martes, 23 de febrero de 2016

El misterio de Sigurd Serpiente en el Ojo (I)




¡Buenas!
Antes de empezar con el post de hoy me gustaría pediros disculpas por no haber dado señales de vida durante tanto tiempo. A veces hay más trabajo de la cuenta en el Niflheim y ya sabéis que no todos los invitados entran de buena gana a mi humilde morada…
Además de esto, también me he tomado mi tiempo en redactar este artículo, ya que he tenido que contactar con dos expertos, Marta Garrido Collado (diplomada en óptica y optometría) y con Juan Antonio González González (licenciado en historia), los cuales presentaron una interesantísima ponencia sobre “Sigurd Serpiente en el ojo, a través de fuentes nórdicas  e interpretaciones patológicas de su marca ocular” en las II Jornadas sobre cultura Vikinga celebradas en la Universidad de Granada, la cual he utilizado para hacer un post-resumen inspirado en su obra (todo el mérito es de ellos ;) ).
Así que … VAMOS A DESCUBRIR EL MISTERIO DEL OJO DE SIGURD!
Para que no os resulte demasiado pesado, dividiré este post en dos: en el de hoy realizaré el análisis del misterio de Sigurd Serpiente en el Ojo a partir de referencias encontradas en fuentes documentales.
En la segunda parte de este post (espero tenerla lista antes de que finalice la semana), os presentaré posibles causas médicas que podían haber hecho que Sigurd tuviera unos ojos con una marca o aspecto viperino.
A pesar de que hay muy pocas fuentes que nos hablen de la vida del semilegendario Sigurd Serpiente en el Ojo (Sigurðr ormr-í-auga) por suerte, sí que disponemos de abundante material de su famoso padre Ragnar Calzas Peludas (Ragnarr Loðbrók) y su abuelo materno Sigurd el Matador de Fáfnir (Sigurðr Fáfnisbani) y de alguno de sus hermanos como Ívar el Sin Huesos (Ívarr hinn Beinlauss) o Björn Costado de Hierro (Bjǫrn járnsíða).  De hecho, una de las fuentes más importantes para conocer a Sigurd Serpiente en el Ojo son las sagas islandesas medievales, concretamente las de los tiempos antiguos o legendarias (fornaldarsögur), grupo al cual pertenecen las sagas de sus familiares, mencionados anteriormente.


Sigurd el Matador de Fáfnir, talla de madera del museo de
Norsk Folkemuseum en Oslo, Noruega


En ellas se narran acontecimientos que tuvieron lugar antes de la colonización de Islandia, período conocido por los islandeses como fornöld, y que hace referencia a su “prehistoria”, gestas previas a las migraciones germánicas de los siglos V y VI, el apogeo de la expansión vikinga y los primeros momentos de la colonización de Islandia (año 850 aproximadamente).
No obstante, hay que analizar este tipo de documentación con cautela, ya que los propios islandeses las concebían como un género de ficción, de ahí que las llamaran lygisögur (sagas de mentiras), skröksögur (sagas inventadas) o stjupmæðrasögur (sagas de madrastras).
El motivo es que este tipo de sagas, aluden a personajes históricos para situar la trama en el tiempo y en el espacio (situar al lector), pero que no obstante puede que algunos de sus protagonistas y/o acontecimientos narrados constituyan fabulaciones o reinvenciones de hechos históricos que realmente sucedieron.
Por ejemplo, se cree que el personaje de Ragnar Calzas Peludas podía haber estado inspirado en el vikingo Reginheri, el cual entre otros, remontó el Sena y saqueó París en el año 845.


Ilustración de autor desconocido, del s.XIX del asedio vikingo de París en el año 845


Las fuentes documentales principales en las que hemos basado esta investigación son:
- Ragnars saga loðbrókar
-    - Ragnarssona Þáttr
-    - Gesta Danorum

GENEALOGÍA DE SIGURD SERPIENTE EN EL OJO
Todas las fuentes coinciden en que Ragnar era el padre de Sigurd y Áslaug como su madre, salvo en la versión de Saxo Gramático en la cual se afirma que este era hijo de Thora.
No obstante, tal y como he mencionado anteriormente, debido a la naturaleza de este tipo de fuentes no solo no podemos asegurar con certeza los progenitores de Sigurd, sino que tampoco podemos asegurar su existencia.
Según los investigadores, la fuente más fehaciente sería la de Ragnars saga loðbrókar, motivo por el cual es la que utilizaremos para dicho análisis.


Ragnars saga loðbrókar


Según esta fuente, los antepasados de Sígurd son de dos estirpes legendarias que remontan sus orígenes a los dioses nórdicos:


-     Su abuelo paterno era Sigurd Anillo o Brazalete (Sigurðr Hring) el cual protagonizó y ganó la batalla de Brávellir o Bråvalla, contra su pariente Harald Diente de Guerra (Haraldr hilditönn) cuya victoria lo convirtió en rey de Dinamarca y Suecia. Según las fuentes que nos informan de dicha contienda, esta batalla no tuvo lugar en las Tierras del Norte. Según nos cuenta el mito de Snorri Sturlurson, Sigurd Anillo pertenece al linaje Skjoldungar, descendiente del rey Skjöld, rey legendario de la realeza danesa , hijo de Odín  y marido de Gefjun, creadora de Sellund (Seeland), sobre la cual se asienta Copenhage.


Ilustración de la batalla de Bråvalla (F.W.Heine, 1921)


-     Su abuela materna (según Sögubrot af fornkonungum) la abuela paterna sería Álhild, hija de Álf el Viejo y descendiente de Álfar, el pueblo más hermoso de todo el Norte. De su unión con Sigurd Anillo nació Ragnar Calzas Peludas.


-     Su abuelo materno es Sigurd el Matador de Fáfnir, descendiente voslungo, hijo de Sigmundr y nieto de Völsungr; cuyo linaje se remonta igualmente al Dios de los Ahorcados, según la saga de los Volsungos. Sigurd Matador de Fáfnir  es famoso por sus valores y por su habilidad para matar dragones, al igual que su yerno Ragnar Calzas Peludas o el Beowulf de la tradición anglosajona, entre otros. Sigurd mató a Fáfnir y se hizo con el tesoro maldito que este custodiaba. Además de entrar en contacto con la sangre del dragón, adquirió la habilidad de comprender el lenguaje de los pájaros y según el Cantar de los Nibelungos o la Þiðreks saga af Bern , también obtuvo la invulnerabilidad casi absoluta de su cuerpo. Según los especialistas, la marca ocular con la que nace Sigurd Serpiente en el Ojo, está relacionada con la hazaña de su abuelo o de su padre Ragnar.


-     Brynhildr, hija de Budli y hermana de Atli, sería su abuela materna. Es la segunda esposa de Sigurd Matador de Fáfnir, y de dicho enlace nació Aslaug, la cual tras la trágica muerte de sus padres fue cuidada por su padre adoptivo Heimir, hasta que este fue asesinado por Áki y Gríma Spangarheid – campesinos que velaron por ella de forma ruin e infame hasta que conoció a Ragnar.


Brynhildr, ilustración de Robert Engels de 1919.


   CAMBIOS QUE GENERÓ ANTES DE NACER
     El nacimiento de Sigurd marcó un antes y un después tanto en el matrimonio como en la propia saga. La relación entre sus padres se vio amenazada cuando Ragnar se comprometió con Ingibjörg, hija del rey Eystein de Suecia, e intentó ocultárselo a Áslaug. Los hombres de Ragnar le alentaron a hacerlo ya que consideraban que era más importante que estuviera casado con la hija de un rey que con la de un campesino.
     Fueron tres pájaros los que escucharon la estratagema e informaron a Áslaug, la cual entendía su lenguaje, y el motivo por el cual esta le reveló su verdadera procedencia a Ragnar y para demostrar y legitimar su linaje volsungo, recurrió a sus cualidades mágicas y le vaticinó que el niño que llevaba en sus entrañas “…tendrá una marca de nacimiento tal como si una serpiente rodeara su ojo”.  Dicho presagio, al igual que sucedió con el de Ívar Sin Huesos, se cumple y Ragnar otorgó veracidad a su esposa abandonando el compromiso con la hija del rey Eystein.


Rayner Lothbrok and Kraka (Aslaug) de August Malmström
ilustración del libro Sagan om Ragnar Lodbrok och hans söner de P. A. Gödecke


SU SOBRENOMBRE
Los sobrenombres era muy frecuentes tanto en las fornaldarsögur como en otro tipo de sagas, y con ellos se ensalzaba una característica o hazaña de su portador.
Por ejemplo, Sigurd Sigmundarson mató al dragón Fáfnir y se ganó el apodo de “Matador de Fáfnir” (fafnisbani), o Björn Ragnarson, debido a que tras vencer a su adversario no recibía ninguna herida, se ganó el apodo de “costado de hierro” (járnsíða).
En ocasiones el apodo no solamente destacaba aspectos positivos de sus vanagloriados, sino que en ocasiones también servía para denigrarlos, como es el caso de Ragnar Sigurdson, el cual fue llamado “Calzas Peludas” (Loðbrók) para mofarse de la vestimenta peluda que que confessionó y ciñó para derrotar a las serpientes.
Los sobrenombres no solían heredarse aunque el caso de Bosi “el de la Torpe” (Bögu) fue heredado por su madre.
También podían hacer alusión a una minusvalía como el de Egil, al que le faltaba una mano y fue apodado “el Manco”.
En el caso de Sigurd Serpiente en el Ojo, ganó su apodo tras su nacimiento, por una característica biológica (marca en el ojo) que le hacía destacar. No obstante , Saxo Grammaticus indica que la marca viperina no era fruto del nacimiento sino que tras sufrir graves heridas en batalla, el héroe fue curado por el mismísimo Odín, que bajo el nombre de Rostaro, esparció sobre sus pupilas unos polvos que originaron manchas y dieron a sus “estupefactos ojos un gran parecido con los de las serpientes”.
El profesor Rory Mc Turk asocia este sobrenombre a una mirada amenazadora como la de una serpiente,  como aparece en la estrofa nº 34 del Cuento de Ríg (RígsÞula ) en la Edda Mayor o Poética:
"Madre parió al que en seda envolvieron;
Le echaron las aguas, lo llamaron Jarl,
De claros cabellos, de blancas mejillas,
De ojos terribles cual cría de sierpe."
"Un muchacho parió Módir, lo vistió con sedas,
Con agua le roció, Jarl le llamaron
Rubio era su pelo, brillantes sus mejillas,
Agudos sus ojos cual los de una sierpe."


En ambos apreciamos la mirada fiera del Jarl, en una con ojos “terribles” y en otra con “ojos agudos”, de una sierpe. Esta explicación propuesta por McTurk enlaza muy bien con la propuesta por Saxo Gramático, ya que Sivardo (Sigurd) tras ser bienvenido por Odín, mató con su horrible mirada a la vieja que le servía la bebida. El erudito danés hace alusión probablemente a la impactante mirada del personaje, rasgo común a otros héroes, en la saga de los Volsungos se nos dice que los  “…ojos de Sigurd eran tan penetrantes que poca gente podía resistir su mirada”; el propio Fáfnir tras ser herido de muerte le dice “Oh joven de ojos brillantes…” o “Te foguean los ojos” en la estrofa nº5 de Dichos de Fáfnir (Fáfnirsmál) en la Edda Mayor. Su hija Svanhildr, que tuvo con Gudrún, también heredó dicha facultad, pues tenía “…ojos tan penetrantes como su padre, y por ello muy pocos podían mirarla bajo las cejas”. En la saga de Hrólf el Caminante cuando están combatiendo al poderoso mago/berserker Grím Mar, el enano Möndul dice: “…que nadie se exponga a sus miradas mientras muera porque  eso sería su muerte”. Hay multitud de ejemplos al respecto y ya el historiador romano Cornelio Tácito, menciona esta naturaleza ocular cuando describe  algunos rasgos comunes de los germanos diciendo que tenían “amenazadores ojos azules”.
Probablemente el hijo de Ragnar heredase la mirada penetrante de su abuelo materno.

SERPIENTES, DRAGONES Y ÁSLAUG
Para los antiguos germanos y los islandeses, no parece que hubiera mucha diferencia entre una serpiente (ormr, masc) y un dragón (dreki pl. drekar).  Se han realizado investigaciones que han analizado y distinguido, entre serpientes y dragones a los que hacen frente ciertos héroes de las sagas, y expertos como la profesora Carolyne Larrington apunta que la serpiente a la cual mata Ragnar puede ser considerada un dragón, ya que morfológicamente es idéntica a Fáfnir, carente alas y escupiendo veneno. Por otro lado, hay dragones que en su origen fueron humanos, como el que derrota Beowulf o dragones del corpus de las fornaldarsögur que parecen ser avatares de trols, gigantes o humanos mágicos.  


Serpiente (roca del museo de Foteviken)


Grabado de Ramsund en el cual se puede ver al dragon Fáfnir y a Sigurd matándolo.


La profesora Larrington también indica un posible nexo entre la marca ocular con la que nace Sigurd y las gestas que llevan a cabo tanto su padre como su abuelo maternos como matadragones.
De este modo, la hazaña de ser un matadragón (ormsbani) se inscribiría en la esencia del asesino y se manifestaría en el ojo del quinto y último hijo de Ragnar con Áslaug, a pesar de no ser un ormsbani porque Sigurd Serpiente en el Ojo no mata a ningún dragon.
Según esta tería, Áslaug sería la auténtica heroína ya que actúa como vínculo: hace posible que se transmita el gen ormsbani a su último hijo, iniciando la siguiente generación de matadragones.
La teoría se vuelve algo compleja al plantear la duda de quién sería el autor de dicho gen: Sigurd Matadragones o Ragnar Calzas Peludas.
Parece ser que el primer candidato parece ser el más adecuado, y se basa en el análisis de estrofas escáldicas  de la Ragnars saga loðbrókar ya que nos hablan de Sigurðr ormr-í-auga, basándose en diversas traducciones e interpretaciones que han realizado los expertos en la materia. Estrofas como “…será muy parecido a su madre y llamado hijo de su padre. Este será conocido como orgullo de la estirpe de Odín” anulan la contribución paterna de Ragnar a favor del propio padre de Áslaug. Además, el bebé también dice ser descendiente del linaje de Odín (a través de la estirpe de su abuelo Sigurd el Volsungo). Otra estrofa que decanta a los investigadores como Rory McTurk por esta figura es la que dice: “…hay una serpiente en su (es decir del recién nacido, Sigurd)ojo”. Él quien permitió a otra morir (es decir, Sigurd Fáfnisbanir, quien mató a Fáfnir, otra serpiente) es seguramente conocido como el principal vástago de la dinastía de Odín”.
Ragnar no valora a Áslaug hasta que esta le revela su estirpe, lo cual la marca ocular con la que nace Sigurd Serpiente en el Ojo debería ser entendida como un signo de triunfo de la hazaña de su abuelo materno.


La forma con el que se manifiesta el gen ormsbani en Sigurd (“...como si una serpiente rodeara su ojo” o “...que llevara las pardas cintas de la montaña [las serpientes] en las piedras de las cejas [los ojos]”) puede recordarnos al uroboros, es decir, la serpiente formando un círculo completo y que tiene en la boca la punta de su cola.
Esta imagen simboliza la perpetuidad cíclica y la renovación regular de los ciclos, cuya sucesión ininterrumpida forma la eternidad.


Ilustración por Theodoros Pelecanos de 1418, de
un Uroboros del tratado de química perdido de Synesius.


Probablemente la serpiente simboliza el uroboros porque los antiguos asociaban la representación cíclica con la propiedad que tienen los oficios de cambiar periódicamente su piel, creyendo que al renovar su piel, el reptil renovaba también su vida, y es por este motivo que se asocia su culto con la creación y la fertilidad.
Áslaug sería el punto de inflexión que hace posible la renovación cíclica, bien de la hazaña de su padre o si marido, en la figura de su quinto y último hijo, siendo este la “piel renovada” heredera de ormsbani manifestada en su ojo.
Se han encontrado figuras de serpientes sobre las cuencas de las máscaras de ciertos yelmos que datan del período Vendel (550 -800 d.C) y que se relacionan con las prácticas bélicas de su portador a través de Odín, dios de la guerra, porque entre otras cosas, el adjetivo ormfránn “brillando como una serpiente” se aplica a los ojos prominentes de los guerreros en la antigua poesia nórdica y alguno de los nombres utilizados para referirse a Odín (Sváfnir, Ófnir, Grimr) son términos poéticos que remiten a las serpientes.


Casco Vendel del S.VII encontrado en un barco funerario


¿PERSONAJE QUIMÉRICO O REAL?
Es muy difícil determinar la veracidad de los hechos, lugares o personajes que aparecen en las sagas, y por este motivo no podemos afirmar ni tampoco negar la existencia de Sigurd Serpiente en el Ojo con certeza.
También hay que considerar la posibilidad que este personaje pudiera estar inspirado en personajes reales tal y como pasó con la figura de Ragnar Calzas Peludas.
La figura de Sigurd Serpiente en el Ojo podría estar inspirada en Sigfrido (Sigfridus), el cual según los Anales de Fulda del año 873 fue rey de Dinamarca y murió a mano de los frisios en el año 887. A parte de esta información nuestros expertos Marta Garrido y Juan Antonio González no han encontrado otra complementari y fidedigna que arroje luz sobre este rey danés, ya que ni siquiera se le menciona en la Historia Danesa dificultando aún más su investigación.


Otro aspecto a considerar que podría darnos más pistas sobre la figura histórica de Sigurd, es su muerte y aunque la saga de Ragnar y la Historia Danesa nos privan de este dato, en el Relato de los Hijos de Ragnar se menciona que murió combatiendo contra el emperador Arnolfo (emperador carolingio Arnulfo de Germania 850-890, hijo bastardo de Carlomán, rey de Baviera y tataranieto de Carlomagno). Este soberano franco gobernó durante los últimos tiempos, del desmembrado Imperio Carolingio pero a él se le atribuye la victoria contra los vikingos en el octubre del año 891 cerca de Lovaina (actual Bélgica), la cual podría tratarse de la batalla citada en el Ragnarssona Þáttr, en la cual perecieron cien mil daneses y noruegos, entre los que murió Sigurd Serpiente en el Ojo.
No obstante, la información que aparece en el Þáttr sobre la muerte de Sigurd, no coincide con la de los Anales de Fulda,


Arnulfo de Germania por Max Barack


Otra cuestión que resulta un misterio sobre la figura de Sigurd Serpiente en el Ojo es la identidad de su progenitor.
Se cree que tanto en la Saga de Ragnar Calzas Peludas, como en el Relato de los hijos de Ragnar, como en la historia danesa, la figura de Ragnarr loðbrók podría estar inspirada entre otros en el vikingo de origen frisio, Reginheri, el cual remontó el Sena con 120 barcos y saqueó París el año 845.
La especialista Elizabeth Ashman Rowe considera que los hijos de Ragnar son el resultado de la interacción entre la tradición oral y la actividad literaria del estamento religioso.
Cree que en un principio se desarrolló el legendario Ragnarr loðbrók, rey de Dinamarca y después se le fue atribuyendo la paternidad de ciertos vikingos que habían logrado popularidad por sus hazañas de forma independiente. Por este motivo Björn Costado de Hierro, Ívar Sin Huesos y Sigurd Serpiente en el Ojo fueron añadidos al mismo tiempo, mientras que los seis hijos restantes se agregaron por parejas: Agnar y Eirik, Hvítserk y Röngvaldy Ratbarto y Dunvato.   
Desde las fuentes documentales nórdicas resulta complejo verificar la existencia de Sigurd o la figura histórica en la que pudo estar inspirado, pero desde el punto de vista arqueológico todavía lo es más ya que no hay constancia de evidencias arqueológicas que nos informen sobre el rey danés Sigfridus o Sigurðr ormr-í-auga, por lo cual hasta que no aparezcan más hallazgos arqueológicos que lo confirmen tendremos que seguir guiandonos de lo que nos transmiten las fornaldarsögur.


CONTINUARÁ...


Post basado en la genial ponencia realizada por Marta Garrido Collado y Juan Antonio González González. Para más referencias:
- Cf. GONZÁLEZ GONZÁLEZ, Juan Antonio y GARRIDO COLLADO, Marta: “ Las Sagas Nórdicas” en Sigurd Serpiente en el ojo, a través de fuentes nórdicas  e interpretaciones patológicas de su marca ocular, coord. ---
ESPINAR MORENO, Manuel y ROBLES DELGADO, Alberto. Universidad de Granada. Edición digital Natívola, 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario